MENU

by • November 25, 2013 • RelatoComments (0)935

¿Presidente mancha sus manos?

La pelota de básquet de tanto revotar sobre el pavimento había perdido sus: colores, líneas, poros, estaban grises, sucias llenas de asfalto -las manos de Sebastián las palmas de sus manos- tenían la misma tonalidad entreverada de sudor hedían a pubertad, él colegial y el balón eran lo mismo,  una buena y leal pareja, siempre se los vio   juntos sobre  calles , plazas , parques y patios, la pelota y el muchacho hacían una  entidad, inescindible, inseparable. Sebastián siempre caminaba con la mirada al frente, fue: flaco, panzón, desgarbado, como cuerda famélica con nudo plastrón; a cada paso que daba hacía saltar el esférico con delicados chirlacitos  propinados sobre la piel del balón, la pelota como por arte de magia pasaba por entre sus piernas a un tiempo que éste andaba como si nada. – Sebastián Andagoya al rectorado  sonó en los parlantes que se hallaban ladeados sobre las cornisas del viejo edificio, el rostro del chico se puso pálido como loza marmórea, tomo su carril se lo puso a  sus espaldas, mecánicamente aprehendió  la pelota para dirigirse al llamado  , dentro de sus seseras bulló la pregunta: ¿Y ahora que hice?  Al llegar al rectorado la fragancia de su traspiración inundó la habitación, la secretaria del  Rector una treintañera bien despachada con glúteos redondos e inagotables miró a Sebitas esbozando una sonrisa insinuante que hacían ver más carnudos sus labios. Sebastián no se daba por enterado la preocupación del motivo de la reunión con el Director del colegio copaban  su atención, la puerta de la oficina del rector se abrió  despacio, las hojas de madera batieron hacia fuera, las bisagras rechinaron como pelea de gatos, el joven se congeló de espanto, detrás de la puerta emergió  la figura ceñuda del educador un cincuentón cuya calvicie y carnes secas lo hacían ver más  adusto e implacable –Sebastián pase por favor tome asiento espetó el Lcdo. Fierro- Gracias con voz crepitante y mirando a los ojos de la autoridad contestó Sebastián,  –he pedido que venga dijo el Lcdo. Para luego dar un suspiro que le provocaron los olores que emanaban de la humanidad de Sebastián, Fierro no pudo disimular su incomodidad, jaló una gaveta de su escritorio con sus manos macilentas, sacó un jabón de rosas que entregó al estudiante para luego decir: Sebastián por favor vaya al baño lávese bien las manos, su cara y regrese, recuerde el aseo del cuerpo y del espíritu son virtudes que debe observar,  cuando ingrese de nuevo a mi oficina previamente deje su pelota en el aula de clases. Sebastián asintió la orden una vez que limpió su rostro descubrió cual el verdadero color de su piel frente al espejo, ya no se veía el color de cemento sobre su cara sino una piel joven y lozana de la cual aparecía un barba  en ciernes azulada que le daban aires de hombre importante -Al regresar donde el rector el habitáculo había sido perfumado, apestaba a rosas y ambrosía-El Lcdo. Fierro Prorrumpió Sebastián la profesora de historia me ha comentado que usted ha bajado su rendimiento, sin embargo comprendo que su participación en la selección de baloncesto, que ha traído glorias al plantel, le demanda mucho tiempo por los entrenamientos,  lo que justifica su falta de tiempo para dedicarse a las ciencias sociales   –Así es moviendo la cabeza de arriba hacia abajo confirmó Sebastián-  El Lcdo. Fierro comentó: intercedí por Ud. con la profesora,  he pedido  le dé una nueva oportunidad, incluso recomendé realice un breve trabajo sobre lo que ocurrió en Ecuador hace veinte años en el 2013 con respecto al Parque Yasuni y la explotación petrolera –Sebastián una cosa más balbuceo el maestro, la tarea tiene que estar lista para después de tres días, con copia para el rectorado, así será concluyó el estudiante.- Sebastián se divorció de la pelota por cuarenta y ocho horas, dedicó su tiempo a realizar un buen trabajo, acudió a la red digital con rigor académico citó fuentes , colocó  palabras claves, un preámbulo sin embargo la raspa que le había dado el rector con relación al aseo le llamó la atención con relación a tres hechos que escudriñó en los pliegues de la historia, en las conclusiones del ensayo Sebastián afirmó: ¨ El régimen luego de contar con la autorización del parlamento, afín a la dictadura  para explotar lo que fue el Parque Yasuní , procedió  por medio de su caudillo a realizar un acto teledemagogico en el que su titular introdujo sus manos en residuos de petróleo en ciénagas de lo que fue la amazonía ecuatoriana,  de esa forma intentó matizar la explotación dispuesta en el Yasuní en el año 2013 por su gobierno, superponiendo simbólicamente  derrames de petróleo del siglo XX , vale la pena destacar que la sociedad civil se opuso de manera férrea a la explotación de la reserva que llevó el nombre  Yasuní , aquello produjo una represión  bestial, para terminar vale la pena relievar que la historia da razón que el gobierno del socialismo del siglo XXI en la segunda década del presente milenio quedó marcado como autoritario y depredador del ecosistema, escritores de la época incluso señalaron que las manos de la tiranía quedaron manchadas de sangre después del treinta de septiembre del año 2010 en la que la furia del poder desbordó los límites de la convivencia pacífica. Nota : Señor rector con seguridad el mandatario de aquella época cuando estudiante no tuvo un profesor que le hiciera conocer que la higiene del cuerpo y del espíritu son valores de los seres humanos. F. Sebastián Andagoya Quito- noviembre 2023¨

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: