MENU
4 Águila Bicéfala

by • January 3, 2016 • EnsayoComments (0)832

Prefiero

Prefiero a un Dios que abrigue la esperanza que sus hijos piensen más y mejor que él. A un Dios que reniegue de aquello. Prefiero también a un Dios que al final de los días. No escoja quienes son los buenos y los malos, para premiarlos y castigarlos. Desde la atalaya de su omnisciencia divina de la cual brotan yerros y guerras. Quisiera un Dios – Apocátastico- no -Apocalíptico- El Apocátastico se regocija con la enmienda del “pecador” y lo recibe en su seno con magnanimidad. Incluso al pecador en ciernes y permanente, ad vitam. Éstos vuelven a la mente de Dios para hacerlo a (Dios) más sabio con el desvió de sus hijos y la comprensión de la desviación. Así como su compasión e instrucción de enmienda revelada o no. Dios maestro y eterno aprendiz. El apocalíptico crea un inferno eterno para el equivocado. No acepta el error y como tal su obra (Opus Dei) es errática por antonomasia e inhumana por atribuir la sapiencia a un ser que no admite como verdadero lo que otros puedan espetar. Esa forma apocalíptica de ver la vida y la muerte. No puede llamarse divina. Debiera llamarse crueldad.

Pablo Guerrero Martínez
Praga-2 de enero-2016
EV

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: