MENU
indexPablo La República

by • September 17, 2015 • ArticulosComments (0)839

Los Protestantes y las Protestas

indexPablo La República

Protestar contra el gobierno de Correa se ha vuelto un deporte nacional, buena cosa para la salud personal y cívica. Largas caminatas por las calles entre gritos, consignas, pifias. Dibujan un panorama lleno de esperanza para un mejor futuro. Los protestantes son diversos y los hay de todo tipo. Veamos:

Los trabadores.- Son los más experimentados en estas lides, sus organizaciones y métodos de reclamo son conocidos. Los motivos de su presencia en las protestas las enmiendas constitucionales (Reformas) en general y, en particular algunas que atañen a sus derechos históricos (no regresividad de sus derechos) como la: huelga, sindicalización de los trabajadores públicos, estabilidad entre otras.

Los estudiantes.- Son jóvenes protestantes cuyas personales vocaciones se ven coartadas por el régimen que les dice que deben estudiar. Vaya a ver tamaña insolencia de la dictadura que por añadidura. Margina a miles de chicos y chicas con exámenes de ingreso que desconocen la realidad educativa nacional primaria y secundaria y, sus odiosas diferencias, en cuanto a sus niveles académicos que no les permite. Enfrentar con acierto pruebas que frustran sus proyectos de vida.

Los indígenas.- Son seres humanos bucólicos , telúricos y naifs cuya cosmovisión no se avine con una política oficial depredadora del medio ambiente que ladea sus derechos “ Sociales” y sus opiniones imperativas para permitir la extracción de los recursos naturales así como la tenencia de la tierra, el agua, derecho indígena y sobre todo el desarrollo del concepto de plurinacionalidad.

La clase media. Pequeños, medianos incluso empresarios acomodados que con agudeza y en carne propia sienten sobre sus espaladas las sobre tasas arancelarias y medidas económicas que diluyen años de esfuerzo que para colmo de males. Tiran por la borda sus capitales.
Los Médicos y enfermeras.- Son individuos cuyo esfuerzo académico y quema de sus pestañas por años sobre tratados de medicina. Es soslayado por la dictadura a título de “la patria grande” para que por sobre sus esfuerzos. Sean desplazados y colocar en su lugar “galenos cubanos” e incluso con aleve temeridad. Establecer el monto de sus honorarios, así como vivir bajo la constante presión de leyes penales que los amenazan de ir a la cárcel por cualquier vicisitud propia de tan delicada actividad.

Los Líberos.- Son ciudadanos que no están en ninguna de las clasificaciones referidas y cuyas actividades profesionales de índole liberal. Les permite ver el cambio de la democracia representativa a un modelo socialstoide populista y totalitario que no les faculta desarrollar sus actividades, constructores, artesanos, informales, periodistas independientes, etcétera.

Los jubilados.- A quienes el Correato puso en pindingas al reducir el aporte obligatorio del Estado para sus pensiones y que son ejemplo de dignidad a seguir por parte de los indiferentes que esperan ingenuamente que las cosas cambien por que las cosas caen por su propio peso.

Del otro lado es decir quiénes apoyan a la dictadura están los “super tecnócratas” que no pudieron administrar la bonanza petrolera cuyo esbirrismo a Correa para regodearse en sus puestos públicos y estratégicos es digno de la mayor traición a sus conocimientos y su propia dignidad. Allí penosamente se hallan los jueces y fiscales que mancharon sus togas con la percusión a disidentes y la impunidad para los corruptos del régimen. También militares y policías rayanamente traidores a la patria.

El punto de encuentro de los protestantes es evitar a todo trance la reelección de la dictadura y del dictador. Así cambiaremos su modelo totalitario. Ese punto de coincidencia debe ser sendero amplio para que por él recorra purísima la libertad.

Pablo Guerrero Martínez.
17 de septiembre 2015.
Praga desde el exilio.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: