MENU
hambre

by • November 13, 2014 • ArticulosComments (0)845

Hambres de Huelga

Un puñado de padres de familia del Colegio Mejía decidió no comer. Protestan así contra la injusticia que el gobierno comete contra sus hijos al no dejarlos continuar con sus estudios. Los adolecentes participaron en la movilización del 17-S. Situación que para el gobierno los convierte en elementos peligrosos. Los ven como manzanas podridas que pueden contaminar al resto de estudiantes.
 
Las autoridades más importantes del Colegio Mejía renunciaron a sus cargos. La razón no prestarse a ser los verdugos de sus alumnos. ¿Como Ecuador ha llegado a esta lamentable situación?
 
El régimen Correa es correazo por aquí y por allá. Ya son muchos años de abusos. Desde Dayuma hasta la presente fecha se han dado miles de atropellos. La persecución es sistemática y generalizada. Todo atisbo de disidencia es reprimido.
 
La cotidianidad de muchos, la mirada oblicua, su quemeimportismo no son garantía que algún rato el correazo no caerá sobre sus cómodos lomos. El totalitarismo es como la muerte. A todos llegara algún rato, tarde o temprano os visitará: ora para poner una traba a tu negocio, ora para otro impuesto abusivo, ora para ser víctima del crimen que, no combate con acierto y oportunidad, ora para damnificarte con un accidente de tránsito. Muchos dirán los siniestros del tránsito y la delincuencia no tienen que ver con el gobierno, cuando es lo contrario. La seguridad ciudadana es el primer deber de todo gobierno.
 
Los remiendos constitucionales conocidas como enmiendas son la consagración dictatorial. No solo es la permanencia ilícita del Rafaelato lo que en ellas subyace, sino los medios para evitar que el ciudadano proteste. La Acción de protección constitucional desparece, el derecho de la iniciativa popular para que la sociedad promueva consultas populares lo propio, las fuerzas armadas pasaran a ser brazo prolongado del régimen so pretexto de combatir la delincuencia, cuya institución llamada a eliminarla es la policía, no los militares, marinos o aviadores. La Comunicación recibirá el puntillazo final al ser tratada como un servicio público bajo el control inequívoco del régimen. La soberanía municipal se trasladará a las discrecionalidades de la presidencia.
 
El nuevo Código laboral ni flexibiliza ni promueve derechos a favor del trabajador. Lo que hará es atentar contra la Libertad Sindical y de asociación. El Estado ya no cuenta con vacas gordas sino anoréxicas. Por ello las tales reformas apuntan a expulsar a miles de trabajadores de la sindicalización del sector público. Incorporándolos al servicio meramente burocrático, donde su estabilidad penderá de un hilo.
 
El pueblo ese conjunto de individuos tiene sed de Libertad y justicia. Hambre de huelguear. La gente literalmente esta asqueada de la dictadura, con ropaje democratil. Por ello de cada cien ecuatorianos setenta y tres no están de acuerdo que las enmiendas se procesen al amparo de la tesitura de balidos verdes en la Asamblea. Los dirigentes políticos conocedores de tal hecho se enancan en la inconformidad. Empero lo hacen con tal obvia sed de poder que, su liderazgo pareciera se encoje antes que agranda.
 
Las cosas van de mal en peor. Por ello lo propositivo radica en que, los “lideres” que adelantan preguntas contra la consolidación totalitaria. Debieran nombrar un representante notabilísimo -debidamente probado, pasterizado y sanforizado- fuera de su seno. A efectos de constituir una Junta De Rehabilitación Republicana que organice una constituyente. Para salir del atolladero autoritario. Después dar un paso al costado y, lograr que los ecuatorianos no se sientan utilizados por presidenciales de ocasión.
 
Dr. Pablo Guerrero Martínez.
13 de Noviembre-2014
Desde el exilio- Praga.
happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: