MENU
correa pariendo

by • June 16, 2015 • ArticulosComments (0)1306

¿Qué es temporalmente Dictador ?

Las siguientes palabras entre otras musitó transido de “recato” el dictador en su última cadena nacional para aplazar los impuestos ruinosos de la herencia y de plusvalía.

“Podemos esperar esto no es para nuestro gobierno es para las futuras generaciones que recibirán un país menos excluyente con la democratización de los medios de producción cuya acumulación en pocas manos es una de las principales fuentes de iniquidad. Perno no nos engañemos hay sectores en base a la fuerza quieren lograr lo que nunca alcanzaron en las urnas. No buscaron cambiar las leyes. Buscaron derrocar e incluso atentar contra el presidente. Lo dicen sus gritos, sus redes sociales, sus proclamas, sus insensatas acciones. Alertamos sobre esto hace más de un año. La estrategia de la derecha de ciertos grupos de poder factico es desgastarnos, cansarnos que digamos: ¡Basta ya no más! Pero en esta revolución nadie se me cansa. A estar más alertas que nunca contra el golpismo, contra la desestabilización con los mismos de siempre que quieren regresar al poder por vías ilegitimas: ¿Quieren sacar al presidente? Háganlo democráticamente, constitucionalmente. Pidan el referéndum revocatorio de acuerdo al Art. 105 de la Constitución y nos veremos en las urnas para derrotarlos nuevamente no es soberbia es absoluta confianza en mi pueblo y en nuestra revolución.”

El compas de espera para la consecución de los impuestos según la posición del Pdte. Se constriñe a la visita papal. Correa ha balbucido que la atmosfera que Ecuador debe exhibir al Pontífice debe oler a incienso y no a gases lacrimógenos. Empero el tono melodioso y melifluo de la disertación dictatorial. No consuena con aquello de: democratizar los medios de producción que atañe a un viejo anhelo comunista de socializarlos bajo el control de una oligarquía estatal. El eufemismo espetado por Correa supone una corrupción conceptual. La democracia no admite que los medios de producción sean confiscados a título de “Democratizarlos”.

Después de la visita del pontífice romano no solo vendrán los impuestos sino la confiscación de las fabricas, haciendas, empresas o que acaso estos no son medios de producción.

El dictador luego de forma deliberada confunde los papeles: victimario por victima (Pobrecito) al mascullar que las manifestaciones pacificas. Desean atentar contra su vida. Además etiqueta a los reclamos como si fuesen de la derecha cuando es público y notorio que los inconformes son de todo lado, no solo de la derecha, como tendenciosamente espeta Correa.

Además la Constitución establece en el art 140 que si el proyecto de ley enviado a la Asamblea por el Ejecutivo. Tiene el carácter de urgencia económica como son los casos de: los impuestos de las herencias y de plusvalía y, estos no fueren : aprobados, modificados o negados en el pazo de treinta días por el parlamento. Estos entraran en vigencia por el ministerio de la ley. Es decir el dictador quiere ver la cara de pendejos a millones de compatriotas. Hay que impedírselo.

En derecho público se debe estar al tenor de la ley. No cabe la interpretación extensiva. La Constitución no contempla el retiro de los proyectos de ley. Razón por la que no me sorprendería que los referidos impuestos entren en vigencia de angas o mangas.

Correa como buen autócrata asume ser dueño de la vida de las personas y nos ordena: “…en esta revolución nadie se me cansa” Pobre sujeto ¡cuánto desvarió! Acaso no entenderá que la gente se hastió de su revolución atrabiliaria y que los tales impuestos no son más que gotas turbias que derramaron un vaso de agua en el que subyace su tenebrosa dictadura. Recoger lo regado es imposible así Correa recurra a la socorrida dilación de sus protervos fines.

El dictador para finalizar emplaza a los inconformes participar en un referéndum para revocar su mandato. Sin tomar en cuenta que la gente no cree en el CNE, en su Fiscalía, su justicia,  su institucionalidad toda y totalitaria.

Pablo guerrero Martínez
16 de junio del 2015
Praga desde el exilio.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: