MENU

by • November 20, 2013 • UncategorizedComments (0)523

Encuestas o Embustes

El adulterio es causal de divorcio, los cuernos que algunos y algunas  llevan sobre la cabeza se distinguen no solo por el tamaño de la ornamenta sino por el olor que despide el engaño, muchos no obstante de apercibir el perfume de la  traición  en sus ternillas continúan su vida como que nada ocurriese  son cornudos de vocación. La  falsedad, disimulo y apariencia son consustanciales a los infieles activos y pasivos: ¿Dónde estuviste? ¿Por qué llegas tarde? ¿Las cuentas no cuadran? son  preguntas típicas de quienes sospechan que por sobre su frente ha comenzado a delinearse la marca de los pitones, la duda es sinónimo de dignidad así como el cinismo es señal de inflexión Las encuestadoras tienen  complexión de  adulteras tuercen la verdad disfrazan su abyección por medio de gráficos- así como las  traicioneras se engalanan con perifollos pagados por sus maridos y  amantes – las empresas de sondeó político se visten de sapiencia  prodigados por  maravedíes que  les arrojan  sus clientes- candidatos a cándidos cuyo onanismo conceptual y aires de grandeza revela el tamaño de su ambición. La estadística electoral es como el súper verraco que llega al seno del hogar después de la copula extra marital y con vigoroso descaro intentan o logran follar a sus santas consortes que me recuerdan al hierático pueblo que asume el embauque con estoica paciencia En cada engañado puede habitar el germen del engaño, la impostura ha tomado la política al punto que muchos electores a sabiendas de la debacle que afronta el  candidato dictador asumen cual Penélope o Morelias  la tragedia que les infiere su Rafael: Delincuencia, corrupción, dispendio, propaganda, crimen , desempleo , sub empleo ,  son  pan de cada día con que el régimen alimenta las tripas crujientes  del cuerpo social, matizadas por encuestas oficiales  que lo hacen ver a Correa como  semi Dios ungido por la publicidad engañosa para reconducir  al pueblo al jardín del Edén , el incesto entre propaganda y encuestas autorizadas ha procreado un déspota que penosamente  una minoría despistada lo engríe con la esperanza de recibir cualquier canonjía que  la dictadura eche a sus pies Las encuestadoras salvo honrosas excepciones son como  pérfidas que haciendo gala de su  voluptuosidad dicen a sus  maridos con el rostro lleno de doblez  y sus ojos  lagrimosos  que nunca más los van a engañar,  Los  expertos del ardid dijeron   que no fue su culpa haber errado al equivocarse en más del cincuenta por ciento en las últimas elecciones.-cuando Correa  suelto de lengua poco antes que se hagan públicos los resultados espetaba que iba a ganar con un ochenta por ciento de ventaja. Esta será la última vez que te engañe mi amor prorrumpen las casquivanas sin asumir con sincera honestidad su decoro distraído  tal como deberían hacerlo los encuestologos que más de una cornuda y cornudo embaucan El flirteó de los correos del adulterio se inicia por lo general en las fiestas, miradas van miradas vienen los más audaces se arrojan al baile sin embargo  la presencia de la pareja oficial  marmórea e inexpresiva   disimula  el cortejo, el arte de seducir  se expresa en  compasados o descompasados contoneos al son de una cumbia añeja y los vapores espirituosos  de algún licor que hacen ver a las feas lindas y a los tontos sabios, lo propio ocurre en las campañas electorales cuyo epicentro son las tarimas por sobre la cuales  se pasean  candidatos, haciendo gala de retoricas demagógicas , estridentes,  deletéreas e incluso bailoteando o cantando , no es el interés filosófico político el que convoca a la gente sino la turgencia de bailarinas que preceden a los postulantes o cantantes de profesión , sin embargo el paisaje más patético se lo lleva Rafael no de España y su canción ¨ Que sabe nadie¨ sino Rafael de Ecuador que  sabe va de bajada  pese a estar¨ primero¨ en las encuestas .

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: