MENU
LAS ALEGORIAS DEL AMOR, s.XVI. Bronzino.

by • March 6, 2015 • ArticulosComments (0)668

Elogio al Sexo

LAS ALEGORIAS DEL AMOR, s.XVI. Bronzino.hedonismo

Restringir el ayuntamiento carnal de los seres pensantes se ha vuelto  prioridad del régimen. Los últimos días el gobierno hizo público dos noticias que parecen sacadas del libro intitulado: “Historia de la Estupidez Humana” de Paul Tabori. La primera tiene que ver con la abstinencia sexual de los jóvenes. Elevada a categoría de política pública y, la otra a la instalación de cámaras de video en los moteles y lupanares para folgar.

Correa está preocupado porque los jóvenes follen a temprana edad. La inquietud aparentemente “moral”. Es una grotesca intromisión en la intimidad de los adolecentes. Criminaliza su derecho al placer. El interés oficial dice relación a evitar los embarazos no deseados y los abortos. Toda vez que en Ecuador las medidas anticonceptivas aún son tabú para muchos y la interrupción del embarazo sigue siendo delito.

El discurso del gobierno pretende, deislaicizar, la cultura sexual. Al imponer su visión única y excluyente de lo que debe ser la sexualidad en la sociedad. Para ello apela a la familia como si en Ecuador todas estas fueran sacadas de un molde. Es sabido que hay varios tipos de hogares en el país, todos respetables y con sus propias visiones: ora liberales, ora católicos, ora protestantes, ora alternativas entre otras. Establecer como regla a los seres humanos una edad para el inicio de la copula carnal es contra natura. El solo sugerirlo es totalitario.

 Hay que recordarle a la: curchupería-socialista que el diablo se ríe de la castidad de los jóvenes y de la lujuria de los viejos.  Así lo nieguen los “Comisarios de la veda sexual” es obvio que detrás de tan rocambolesca visión. Se halla la mano de grupos afines al clero cuyo discurso es muy parecido al mascullado por Correa.

En la primera relación sexual de los seres humanos subyace a más del placer legítimo. El sentirse hombre y mujer. Diluir la niñez en el orgasmo es lo más innato en los seres de nuestra especie. Por el contrario. Retardar la sexualidad por ideas moralinas. Provocará ulteriormente el incremento de divorcios y, con ello la fracturación del núcleo familiar. Al que tanto dice defender el régimen. Toda vez que, al llegar al matrimonio los hombres castos y las mujeres vírgenes carecen de experiencia sexual. La curiosidad por satisfacer sus apetencias sexuales ya casados. Generará adulterios y, la consecuente terminación del matrimonio. Cosa que desde hace décadas ocurre. Por lastrar la sociedad ideas católicas con relación al matrimonio y considerar al sexo  fin y no medio. Lo afirmo por mi experiencia profesional de abogado. En la que he visto repetirse dicho fenómeno con asiduidad.

Echarse un polvo dentro de un motel es un acto privado. La dictadura no tiene derecho para filmar a las personas que utilizan este espacio. Hacerlo con fines de seguridad. Es una violación a la intimidad en virtud de que, los delitos contra la ciudadanía. No se cometen entre sabanas de satén.

La profesión más antigua de la humanidad tampoco debe ser coaccionada con filmaciones. Tal medida generará que aparezcan puticlubs clandestinos al margen de los controles de la sanidad pública. Filmar a las personas que van a prostíbulos como a moteles es un medio para controlar a la gente y, perseguir a quienes no se alineen con la dictadura.

¡Culear no es un delito criminalizarlo si que lo es

Dr. Pablo Guerrero Martínez
Disidente en el exilio
Praga-6 de marzo 2015

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: