MENU
parcas

by • May 13, 2015 • ArticulosComments (2)1381

El Regreso de las Parcas

gabriela, marcela, rosana
Los ángeles de Charlie se quedan cortas ante las parcas de Rafael. Éstas con mas complacencia y docilidad a su jefe van a por otro periodo en la Asamblea. Así como las parcas en la mitología romana simbolizaban el destino de los romanos. Las del dictador Correa representan la tragedia de los ecuatorianos.

Las parcas romanas fueron hilanderas cuyo manejo sobre los hilos de la vida definían el nacimiento de los mortales, su casamiento y muerte, incluso su poder era tan grande que hasta el propio Júpiter Dios de Dioses temía de ellas. Las parcas criollas: Gabriela, Rosana y Marcela también son hilanderas pues conocen el teje y maneje de la: tristemente celebérrima Asamblea Nacional. A diferencia del temor que infundían las parcas a Júpiter en la antigua Roma las parcas revolucionarias temen a su Dios Rafael Correa.

Las parcas romanas escribían en un muro de bronce el destino de los ciudadanos con tinta imborrable. Las parcas ultramontanas redactan leyes fatales sobre lapidas mortuorias en cuyos fondos yacen los derechos y libertades de los ecuatorianos.

Las parcas romanas hilaban el devenir de las vidas de los romanos luego con una tijera de oro cortaban lo que habían hilado. Cejaban así la vida y hacían saber al mundo que todo bajo el sol es efímero. Las parquillas socialistas cuyas minifaldas son motivo de admiración del dictador están venidas a más. Su fugaz encumbramiento en el legislativo será una chispa farragosa y deletérea en la historia nacional que lejos de ser razón de orgullo para las féminas es vergonzante.

El temor reverencial de las parcas ante el dictador avergüenza a millones de mujeres pues que éste considera que su almas y cuerpos no les pertenece.

Pablo Guerrero Martínez
13 de mayo-2015
Praga desde el exilio

happy wheels

Related Posts

2 Responses to El Regreso de las Parcas

  1. Kleber says:

    Excelente artículo, felicitaciones. Siempre leo sus notas en el blog

  2. jose says:

    En la historia ocultista se cuenta que en los aquelarres las brujas se reunían para hacer orgías en nombre de satanás, el cual se aparecía en la forma de un macho cabrío, previo al sacrificio de un inocente. Las brujas en un acto de sumisión le lamían el ano, y luego se entregaban a desenfrenados actos sexuales. Esto lo hacían para ser beneficiarias del poder y riquezas, que satanás ofrece a sus súbditos mientras le sean necesarios. Desde entonces en la historia del poder político de las naciones de este mundo, han aparecido mesías satánicos que han emulado estos aquelarres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: