MENU

by • November 25, 2013 • EnsayoComments (0)442

Dietrich ¿Capitán Araña?

La historia popular da cuenta que la expresión ¨Hacer de capitán araña¨ se remonta a los ajetreos emancipadores en América Latina cuando la Corona española hubo de contratar personas para detener el movimiento liberador:  ¨ Una de esas figuras de ese reclutamiento- iba a ser sin duda- un tal Capitán Araña o Araña, personaje de origen oscuro, pero que llegó a desempeñar su tarea con diligencia y eficacia extraordinaria. Pero sucedió  que a la hora de embarcarse él mismo desapreció tragado por la tierra¨ 
La primera vez que escuché la expresión ¨Capitán Araña¨ fue en el colegio cuando un amigo propuso a la gorja nos echemos la pera, faltemos a clases, la fuga fue planificada con premeditación y alevosía por él y otros, me incluyo, sin embargo él mentor más entusiasta a la hora del té despareció como por arte de magia, situación que le valió para luego ser motejado de por vida como él ¨Capitán Araña¨
El padre de la doctrina del socialismo del S. XXI quien  responde a los nombres de Hans Dietrich ha venido desde hace  tiempo a esta parte poniendo distancias con los ejecutores de tamaña ideología, obviamente matizando el fracaso de la misma con un lenguaje marxista plagado de entelequias post modernas que a más de un paisano encandila
Dietrich ha dicho: “Si Maduro y Cabello quieren salvar el proceso, tienen una solución inmediata: llamen a Rafael Correa, único presidente latinoamericano que tiene una comprensión profunda (científica) de la economía de mercado. Tráiganlo discretamente una tarde con su equipo económico, denle las estadísticas reales de la crisis para estudiarlas en la noche y pídanle para la tarde siguiente un plan de rescate. Así evitarán el colapso. ¿Quiere decir esto que Correa es un genio o que en Venezuela no hay buenos economistas? Claro que no. Entonces, ¿por qué traerlo? Porque cambiar el rumbo y salvar al Titanic no es un problema de conocimiento, sino de poder. Todo economista venezolano, bueno –keynesiano, neoliberal o marxista– sabe que hay solo dos o tres opciones posibles”.
El criterio de Dietrich podría resumirse así: Que Correa ayude a Maduro es como que dos enfermos en una cama hagan uno sano. El socialismo del SXXI al igual que el socialismo real se basan en la omnipresencia del Estado en la economía, la experiencia  de la intromisión del gobierno en esta invariablemente han conducido al fracaso,  pretender que Correa auxilie a Maduro en tales menesteres implicaría un mea culpa y golpes de pecho quien sabe si una Perestroika a la ¨Bolivariana¨ que buena falta le hacen a Ecuador y Venezuela para recuperar el sentido de contemporaneidad
Dietrich al ver y oír el estrepitoso colapso de su experimento con  una Venezuela que no sale de su propio laberinto pretende colocarse a distancia ,desembarcarse de un buque llamado socialismo del S XXI proximo a a naufragar en las aguas de la historia, imponiendo  así un lazarillo que con devoción ciega ha seguido sus dogmas- léase  Correa – Los ecuatorianos ante tal hecho deberíamos decir como la cumbia: ¨Con ese muerto no cargo yo que cargue quien lo mató¨ empero conociendo los giros abtrusos de los neo marxistas no me sorprendería que a titulo de ¨Patria Grande¨ se cree una junta consultiva de rescate y purificación del socialismo del S XXI a costa del Estado ecuatoriano, sin perjuicio obviamente que el Capitán Araña haga mutis por el foro.
 
Praga desde el exilio
6 de Nov-2013
happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: