MENU
viejos plaza independencia 1

by • April 17, 2015 • ArticulosComments (0)591

De Correa a Edgar Allan Poe ( IESS)

Edgar_Allan_Poe_portrait_Bcorrea camisa 3

Edgar Allan Poe escribió el cuento intitulado: “El Timo” La nueva  ley de Justicia Laboral tima al IESS. El breve relato del escritor dice:

“He aquí un timo muy hábil: Un amigo del timador acepta un pagaré de este, debidamente llenado y firmado en uno de los formularios impresos en tinta roja. El timador compra una o dos docenas de dichos formularios y diariamente moja una de ellos en la sopa, hace que su perro salte para atraparlo y finalmente se lo cede como un buen bocado. Cuando el pagaré llega a su vencimiento, el timador y su perro se presentan en la casa del amigo y se habla del documento en cuestión. El amigo lo saca de su escritorio y va a alcanzarlo al timador cuando el perro reconoce el formulario y de un salto lo atrapa y lo devora. El timador se muestra no sólo sorprendido sino vejado y furioso por la absurda conducta de su perro, y se manifiesta dispuesto a cancelar la obligación…en el momento que le presenten una prueba de que existe”

Correa y sus ujieres mantienen que su gobierno pagó la deuda con el IESS, nada de extraordinario hay en aquello. Habiendo plata a montones, apenas es el cumplimiento de la ley. Empero hoy que la crisis fiscal producto del dispendio faraónico, insubstancialmente clientelar. Pasa la factura al régimen por sus malos manejos y que Carondelet. Requiere dinero para dadivar a “pobres” vísperas de su ilegal reelección y  que su sequito siga dándose vida de rey. Reniega al pago del IESS.

La actitud del timador del cuento es semejante a la del dictador. Veamos:
El amo del perro en el relato de Poe usó a su can para tragarse la obligación que tenía con su amigo. Correa utiliza sus borregos para deglutirse la deuda del Estado con los jubilados de hoy y del mañana. El perro de Poe actuaba bajo el reflejo del sabor de la sopa impregnado en los pagares. Los borregos por las dietas y más que les prodiga el dictador.

A futuro cuando los jubilados del mañana y tal vez los de hoy exijan al gobierno pague sus pensiones, porque el IESS ya no tiene dinero. El Dictador al igual que el protagonista de cuento  dirá: Muestreen una prueba que les debo.

Pablo Guerrero Martínez
17 de julio-2015
Praga desde el exilio.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: