MENU

by • February 2, 2014 • RelatoComments (0)583

Cuernos

 

 

Llevaba prisa sin embargo  se detuvo sobre el bordillo de la vereda paró su  andar apurado  para verla;  Mercedes se hallaba del otro lado de la ventana en plena cafetería;  entre él y ella un viejo hidrante rojo despintado, oxidado; un  florero con rosas  ladeado sobre la mesa del salón dejaba que los brazos de ella se apoyen placidos sobre el cual un mantel de encaje lo vestía, motas de luz tenues de una  velita exhausta iluminaban su rostro; la miró  temió que ella lo sorprenda auscultando su belleza con esa sonrisa magnífica  mueca leve que  ocupaba el tiempo  quedándose en la atmosfera

Lorenzo  por un momento sintió ser descubierto ella se sintió vista ; sus ojos claros francos y grandes dilataron las  pupilas absortas de él; en su retina quedó plasmada la sensación de haber sido descubierto, descubriendo el rostro de ella; Lorenzo sacó fuerzas de adentro, entró la saludó ella coqueta  dijo: ¿ ya no se acuerda de mi ? él quedó perplejo se atoró son sus salivas que copiosas apuraron a su boca calló – Mercedes espetó lo estaba esperando se besaron no era amor a primera vista eran  marido y mujer; ya son abuelos juegan siempre  al  primer encuentro para que los cuernos queden en casa….

Pablo Guerrero Martínez

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: