MENU
index Ramiro Aguiar

by • March 10, 2014 • ArticulosComments (0)473

Correismo: Ambiente Anormalmente Normal

index Ramiro Aguiar

Correismo: Ambiente  Anormalmente Normal

La palabra norma proviene del latín: “Norma et Regula” que significa: “Escuadra y nivel, instrumentos de  construcción, con el primero se mide los ángulos para que estén rectos.  Hace siete años las aristas de la sociedad ecuatoriana  se torcieron, el edificio social tambaleo con  la aprobación de la “Constitución” de Montecristi al consagrar  un  modelo jurídico político : anormal  y totalitario cuyo centro de poder gravita  en la figura del  “Presidente”, lo normal hubiese sido que el pueblo, ese conjunto de individuos no apruebe la “Carta” Constitutiva del socialismo del S. XXI  que vaciaba  sus derechos individuales, empero sucedió contra toda lógica normal, lo contrario, algo así como un suicidio colectivo de ballenas que se varan en la playa para morir de asfixia.

El correismo ha tenido la tenebrosa capacidad de imbuir a la gente que los “cambios “que adelanta son normales, cuando en la forma y en al fondo son anormales, no fue normal la destitución de los diputados del último Congreso tampoco la metida de la mano a la justicia, o la política internacional pendenciera patéticamente aleve y abstrusa del Palacio de Najas, no es normal que no haya un solo responsable por la cocaína encontrada en una valija diplomática y que un hermano del Dictador haya sido prodigado con contratos estatales y no pase nada, lo normal no es que Pablo Chambers este al pie del patíbulo por informar la verdad eso no es normal.

Lo curvo y sinuoso se ha constituido en regla  lo recto y derecho en excepción, es inmoral que un mandatario utilice la justicia para criminalizar  opositores como: Terroristas no es vertical que  jueces se presten a tamaña maldad, no es normal que se proscriba la libertad de expresión trocando a la palabra en un servicio público, la palabra  no es del gobierno sino de quienes las pronuncian y quienes las escuchan, eso es lo normal.

No es normal que los trabajadores autónomos, profesionales en “Libre” ejercicio, gerentes, agricultores sean coaccionados a repartir el fruto de su esfuerzo con el IESS , eso no es normal es confiscatorio, el régimen  podrá matizar el robo con discursos y la ya desgastada consigna de: “Justicia social” que normalmente acaba siendo injusticia. No es normal que le arrebaten su esfuerzo este es suyo de su familia, eso es lo normal.

No fue normal la reacción de Correa en defensa de los temerarios terroristas de las Farc a quien el ejército Colombiano bajo el gobierno del Dr. Álvaro Uribe combatió en un pedacito de la selva amazónica ecuatoriana, en un combate en caliente, más aun cuando Colombia pidió disculpas, lo normal hubiese sido aceptar las excusas y no romper  relaciones con Bogotá convirtiendo al  Estado  en aliado del narco terrorismo, eso no es normal.

No es normal que los consumidores, es decir todos, tengamos en plena era de  mundialización económica que avocarnos a no contar con productos importados, cuya escasez comienza a sentirse conforme dan cuenta las redes sociales, es sub normal aislar a Ecuador de sus mercados, empero la dictadura apelando al patrioterismo condena a la nación al auto ostracismo, eso no es recto ni normal.

 Correa perdió las últimas elecciones el 23 de febrero del 2014, en campaña denostó con insultos personales subidas de tono contra sus rivales, según él enemigos de la revolución, eso no es normal y civilizado, luego de la derrota, el fallido gobernante reordenándose,” convidó “ como si fuese un  gran” humanista “  al mero estilo chavista,  a los alcaldes elegidos para un evento social en Carondelet, a esos mismo que –insulto, vejó, degradó vapuleó – lo normal habría sido que éstos  se excusen o no vayan como lo hicieron:  Guadalupe Llori y Jaime Nebot empero cayendo en la trampa o quien sabe que , fueron e hicieron la cohorte al dictador, incluso los coletazos han surgido. El Dr. Ramiro Aguilar parlamentario de SUMA  se ha separado de tal movimiento por no estar de acuerdo con las lisonjas al autócrata, eso es lo normal y digno en épocas  anormales.

 

Dr. Pablo Guerrero Martínez.

Praga desde el exilio.

10 de Marzo del 2014

 

 

 

 

 

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: