MENU

by • November 25, 2013 • RelatoComments (0)412

A destiempo

El olor a jacaranda  en  la cálida  mañana de Cumbaya  daba  un momento interminable  de fruición,  el jardín de los Aguilar García  estaba iluminado con los rayos temerarios de sol equinoccial  , los vapores del vino  coadyuvabarón inequívocos en el revoloteo de las frívolas charlas, no podía faltar el tópico místico  de la reencarnación, al menos cinco de las siete  damas espetaron que en su otra vida fueron Manuela Sáenz, las restantes arqueando sus  hirsutas cejas de consuno dijeron haber sido Cleopatra, cuando llegó el turno a sus maridos nadie prorrumpió los nombres de Simón Bolívar y Marco Antonio , ellos continuaron en lo suyo : futbol, pornografía autos, salvo Roberto que se hallaba ensimismado su tenue sonrisa esbozaba   una simpatía frugal que le hacían distante de los temas prosaicos, sin embargo Norma hubo de preguntarle ¿ Roberto que fuiste en tu otra vida?  Roberto contestó sin grandilocuencia un escoses cualquiera de la alta edad media, la perplejidad cayó  en la reunión como  rayo devastador, inmisericorde, atípico, para algunos pedante incluso su consorte quedo sorprendida  como si nunca  le hubiese conocido le puso atención, por su humanidad circuló una dosis de orgullo nupcial, la excentricidad de la respuesta no se defendía por si sola luego de un silencio fugaz que recorrió el ambiente otra dama de las presentes  inquirió Robert : ¿ Cómo así un escoses cualquiera de la alta edad media? Él  a destiempo contestó en razón que me gustan las faldas y el whisky…

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: